La crisis de la COVID-19 nos ha enfrentado masivamente a una realidad que ya existía y que desgraciadamente no puede descartarse. Las personas que viven solas con gatos o en casas compartidas en una situación límite, agradecerán contar con un plan y una canasta de emergencia que simplifique la visita al hospital sin miedo de haber desamparado a los gatos compañeros.

También sirve para cuándo por vacaciones no es posible contar con alguien de confianza para cuidar de tu gato en el hogar o no se tiene muy claro, que la mejor opción es que os vais juntos de veraneo. Vigilad cómo viven vuestros gatos los cambios; si es demasiado estrés para ellos habrá que restringir los cambios de residencia a fuerza mayor.

Los datos del microchip deben estar actualizados; importante recordarlo.

Descarga la ficha en pdf aquí

Hemos traducido y adaptado un material original de Sheltermagazine

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *