1500 animales registrados en la Fundación Animals Camp de Tarragona / Última Llar de Reus podrían ser víctimas de maltrato y sacrificio (ilegal en Cataluña) y así ha llegado a manos de la Fiscalía. Resulta paradójico que dada la gravedad y persistencia de las irregularidades denunciadas los responsables disfruten de una sucesión de contratos por parte del ayuntamiento de la ciudad tarraconense y el Concejal Daniel Rubio. Solo el desprecio por los derechos de los animales, o intereses desconocidos, explicarían la terrible realidad de los animales que acaban con sus huesos en lo que no es un hogar y si un crematorio y un cementerio. Adjuntamos referencia a un artículo que se extiende al respecto.

https://www.diaridetarragona.com/opinion/El-govern-de-Reus-no-respecta-els-drets-dels-animals-20201009-0016.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *