Tiempo de lectura: < 1 minuto

Fdcats lanza un video para promocionar la implantación del microchip como método eficaz de identificación y protección felina.

Chipar a los gatos es fácil – lo hacen todos los veterinarios colegiados – es indoloro, es asequible y forma parte de los hábitos de tenencia responsable.

La creencia de que al no salir de casa los gatos caseros no necesitan identificación resulta nefasta para los felinos pues, sin esta, su recuperación tras un extravío se hace muy complicada.

Según el estudio anual sobre el abandono que hace la fundación Affinity no se llega a recuperar ni un 4% de los gatos que llegan a los refugios mientras que perros se recuperan hasta seis veces más. El bajo índice de chipado de los gatos favorece el abandono y por tanto repercute en los presupuestos y bienestar ciudadanos. Sólo un gato de cada tres que llega a un refugio está correctamente identificado. Muchos propietarios al darse cuenta de que su maravilloso gato no está han de multiplicar exponencialmente sus esfuerzos para conseguir traerlo a casa; sobre todo cuando no está chipado.

Sobre la estimación de la vida media de un gato de casa y el coste de la inversión por el procedimiento se calcula que el coste diario de haber identificado al miembro gatuno de la familia supone entre los 0’004 y los 0’008 euros día.

Los datos asignados al microchip deben estar actualizados para una identificación efectiva debiéndose comunicar al registro de animales a través de un veterinario, cualquier cambio de teléfono, domicilio o titularidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *