Tiempo de lectura: 2 minutos

NO No lo dudes!!

 

ES LA OPORTUNIDAD DE PROHIBIR LOS COLLARES DAÑINOS

Todas las leyes autonómicas de Protección Animal han prohibido los collares que hacen daño a los perros. Pesa sobre ellos una prohibición absoluta (…la mayoría) o condicionada vinculando su uso a la prescripción veterinaria algo incompatible con la lógica por ser la ciencia veterinaria la primera en advertir los daños causados por los collares inapropiados.

Ya está en las ordenanzas de Barcelona 2014, Madrid 2016, Hospitalet de Llobregat, Tarragona, Castellón, Málaga, …. Las aprobadas a partir de 2014 en su práctica totalidad (no decimos las dos excepciones para no avergonzar) establecen la prohibición de su uso.

Los presidentes de numerosas comisiones de Derechos de los Animales, de Colegios de abogacía de toda España lo han explicado y defendido. Por ejemplo, en el artículo «Las nuevas ordenanzas de protección animal» de José Ferrándiz Macián, presidente de la Sección de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Tarragona (@dretanimalICAT) y miembro de ADAT (Abogados en Defensa Animal Tarragona)

Respecto a veterinarios, mira lo que dice AVATMA en su «Informe sobre el uso de los collares de pinchos y asfixiantes en el perro»

El Consejo de Colegios en su revista de noviembre de 2012 lo publicó «La regulación de los collares dañinos: avanzando en el bienestar canino» (Emma Infante; responsable de la campaña internacional de Collares Dañinos)

La policía local extiende las denuncias e incluso las empresas contratadas para la vigilancia del metro han debido abandonar el uso de los collares de pinchos y ahogo. Hemos extendido denuncias a los cuerpos de seguridad por incumplimiento de la norma y se ha reflejado en cambios.

Existen numerosas referencias al respecto:

Además:

Encuesta sobre el uso de diferentes tipos de collares electrónicos en Francia en la vida cotidiana con el fin de proporcionar recomendaciones para posibles regulaciones futuras. 

Cada vez más cerca de ser un país pain-free.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *