Tiempo de lectura: 6 minutos

“La elección de Almería como sede de las #JFA2021 marca un antes y un después en el compromiso compartido de avanzar en cotas de bienestar animal” Ramón Fernández Pacheco alcalde de Almería.

Así de contundentes arrancaron unas jornadas definidas por los asistentes de “Interesantes, informativas y completas”. Muchos fueron los pasos adelante que se apuntaron en materia de políticas públicas, gestión, derecho, veterinaria y etología. No faltó la mirada local y conectada con el presente que exige en los expertos un impulso hacia un mejor futuro. Para un observador consciente estas jornadas están plagadas más que nunca de novedades.

Estas cuartas jornadas felinas andaluzas no han estado solo centradas en la supervivencia de los gatos, aunque desgraciadamente no la tengan garantizad, si no en la calidad de la atención que merecen; lo cual, es signo de madurez y de progreso. Aunque ha sido necesario repetir conceptos – porque la práctica nos demuestra que o no se aplican o no se conocen- sin duda, se percibe una evolución de la comunidad gatera y en la capacidad de crecer en cantidad y calidad. Se consolida la capacitación local y se incorporan compañeras de otros puntos del estado, además del medio centenar de colegas que siguieron las jornadas desde Latinoamérica. Para todas son fundamentales las aportaciones sobre la naturaleza de algunos gatos como las que realizó Vicky Halls desde el Reino Unido. Su ponencia, aunque sea de las más breves, incorpora conceptos innovadores para la comprensión de nuestro deber para con los gatos. A muchas de nosotras se nos abren nuevas ideas y una modificación de criterios y prácticas. Nuevas preguntas y respuestas contrastadas sobre algunos gatos a los que no siempre tratamos como necesitan…

9’2 sobre 10 es el promedio de la nota global asignada por los participantes de las IV Jornadas Felinas Andaluzas. La edición on line ha significado duplicar el número de inscritos cuatro años más tarde de la edición cordobesa de las que se han consolidado como las jornadas felinas de referencia en habla hispana. La sede moral de las Jornadas Felinas Andaluzas celebradas el 19-20 de febrero 2021 ha sido Almería, pero la pandemia obligó a valerse del formato telemático.

Hay tantas cosas interesantes para compartir y ganas de reencontrase que, para dosificar los esfuerzos, se optó por convocar dos medias jornadas con una noche, la del viernes, para recuperar fuerzas y abrir la mente la mañana del sábado a nuevos datos. La primera sesión fue una sesión coral en la que se conectaron el directo, representantes de cada una de las provincias en la ya tradicional mesa moderada por Agnés Dufau. La mañana del sábado estuvo más centrada en las ponencias. Entre la ponencia de una comportamentalistas felinas más relevantes a nivel internacional Vicky Halls y la de la argentina Alejandra López se pudo escuchar a Sergio García el Director General de Derechos de los Animales del Gobierno de España, a un notable representante de la Junta de Andalucía José Antonio Delgado. Las participaciones de Salva Cervantes veterinario de GEMFE y de Arancha Sanz Abogada de la Sociedad Protectora de Animales de Madrid os aseguramos ya que van a quedar como referentes indiscutibles en su ámbito y son de consulta imprescindible para todo aquel profesional o amateur implicado en medicina felina o en derecho animal.

La apertura de las IV Jornadas Felinas Andaluzas la hizo Ramón Fernández Pacheco, el alcalde de Almería con un discurso que invita a la esperanza. Consciente de la gravedad de los ataques sufridos por colonias y por gateras en años anteriores y de la pésima proyección del municipio en materia de protección animal, Fernández Pacheco afirmó que las Jornadas significaban un antes y un después. En este sentido, la concejala Margarita Cobos en su parlamento, se comprometió a introducir numerosas mejoras en el borrador de la nueva ordenanza municipal y la voluntad de aprobación y de ejecución efectiva de la metodología CER (Captura, Esterilización y Retorno). La responsable consistorial participó activamente en las dos sesiones de la jornada en la que se expusieron instantáneas de numerosos gatos locales cuidados por diversas asociaciones y cuidadoras particulares. Los testimonios de Arturo del Pino antiguo artífice de la gestión de la Alcazaba de Almería y del Comisario de Policía José Carlos Baena muestran que algunos profesionales han sido líderes en esa Almería que, puede pasar de la cola del ranking de la protección animal, a una posición más acorde la sensibilidad del siglo XXI.

La mesa provincial permitió compartir buenas y malas noticias. Precisamente el 19 de febrero se realizaron las primeras esterilizaciones fruto del convenio entre la Federación de Protectoras de Animales de Córdoba FAPAC y su Ayuntamiento a través de SADECO. Las Jornadas Felinas Andaluzas nacieron en 2018 para propiciar la convivencia y la gestión ética. Consiguieron revertir iniciativas impulsadas en dirección opuesta. Málaga quien lideró desde el principio las mejores políticas de protección animal tiene aún camino por recorrer en el área de financiación de vacunas, chips y el respeto escrupuloso de las colonias. Una falta de mediación y compromiso municipal plenos, en algunas ocasiones, culmina en acciones contradictorias que emborronan una trayectoria favorable en materia animal. Huelva destacó por las palabras de Pilar Miranda presidenta de la autoridad portuaria donde se reproduce un modelo respetuoso y constructivo de convivencia y cooperación, especial mención merece FAISEM que hacen unas casetas maravillosas con algo más que con madera. El representante de Zarpas y Huellas volvió a dar muestras de una actitud colaborativa y de conciencia de los muchos retos pendientes en la Andalucía Occidental. Granada sorprende por la falta de progresos, diálogos y sana preocupación por el tema desde el consistorio. Si bien allí se celebraron las segundas jornadas felinas andaluzas y se habían verbalizado compromisos de reforma de la normativa no hay ningún avance y lo que es peor: no hay diálogo. El diálogo es la base de la legitimidad política y de la gestión ciudadana en tiempos de democracia, 2021 no puede acabar sin el restablecimiento de puentes y perspectivas.

Cádiz presenta una situación especialmente penosa porque, ya hace unos años, se usó el nombre de CER en vano. A modo de titular de prensa y sin la metodología, la seriedad ni la inclusión de las líneas rojas de la protección felina o las Buenas Prácticas la gestión ética de colonias en Cádiz, a nivel municipal no existe. Existen entidades y particulares ávidas de formación, colaboración, financiación y respeto para esta vez sí implantar un CER digno en la “tacita de plata”. Sevilla capital sigue siendo un misterio en lo relativo al CER, el zoosanitario y el compromiso municipal a nivel normativo, de gestión y coordinación y a nivel económico. La representante de Sevilla, perteneciente a la asociación ACLA, compartió un panorama desolador en muchos de los pueblos aledaños a años luz de la envidiable gestión que se desarrolla en Utrera: ejemplo indiscutible de gestión integral y de voluntad política. En pueblos colindantes, aunque hay entidades y veterinarios preparados para avanzar no han encontrado la respuesta que debería esperarse de los responsables municipales que tienen la competencia de velar por los animales en la vía pública.

Para el final, queda la descripción de Jaén que representa el farolillo rojo de la Comunidad y que se halla en pleno proceso de actualización normativa. Desde FdCats y Jornadas Felinas Andaluzas, hacemos un llamamiento para que las entidades presenten alegaciones y propuestas de mejora a la ordenanza de Jaén para garantizar el desarrollo óptimo del método CER en el que administración y entidades se coordinen en beneficio de todos los residentes y visitantes de la ciudad. Cómo dijeron las colegas de la Asociación del Gato Jienense y sus colegas: “Jaén no puede estar ni un año más sin un proyecto CER”.

Los videos realizados por las entidades y colaboradores de cada una de las provincias y que pueden verse a través del canal de Youtube de Jornadas Felinas Andaluzas son cápsulas muy valiosas de la realidad local, llenas de inspiración para la acción. En muchas ocasiones los testimonios de los activistas locales desmienten las pomposas declaraciones de políticos y prensa. Verónica Basterrica desde Chile nos explicó su larguísima y consistente experiencia en la implantación del CER a resultas de comprender que los refugios no sólo tienen una capacidad limitada si no que sólo son aptos para los gatos caseros, mansos con potencial de adopción. Verónica acentuó la importancia de formar a la vecindad sobre la existencia de las colonias, el cambio de comportamiento que supone para los gatos el ser esterilizados y los beneficios de una convivencia que busca el bienestar global no la proliferación de gatos. Media hora de charla nos sirvió para ver problemas comunes y soluciones distintas -como campañas masivas de esterilización gratuita o como un banco de trampas para uso compartido- para conseguir unos objetivos idénticos aquí y en el otro extremo del globo.

Como dijo Agnés Dufau usar las siglas CER está de moda, se está convirtiendo en una estrategia de marqueting para ganar titulares y prestigio, pero financiar cuatro esterilizaciones no es CER por ejemplo y otras cosas que se venden como CER son CER. Estas y más declaraciones especialmente jugosas las conoceréis en la segunda parte de esta crónica….

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *